unir a través de la diversidad

Unir a través de la diversidad

Estemos donde estemos, seamos quienes seamos, todos somos polvo de estrellas. Sin embargo, en el mundo actual, muchos de nosotros hemos olvidado nuestras raíces, nuestra conexión con nuestro origen natural. Sin embargo, la naturaleza es la esencia misma, el contexto que da sentido a la diversidad cultural y a la identidad de nuestra especie. Desde las tribus marginales hasta las aldeas remotas, desde los pueblos pequeños hasta las grandes ciudades, somos depositarios de una increíble riqueza, de un fabuloso resplandor cultural: las constelaciones sociales.

La humanidad vive hoy un momento crucial de su historia. El desarrollo y la generalización del modelo económico capitalista, la globalización económica, la estandarización cultural, el auge del individualismo y el colonialismo han llevado a nuestra civilización al borde del colapso. Los retos mundiales como el cambio climático, el colapso de los ecosistemas, las guerras, la desigualdad y los desplazamientos de población actuales y futuros requieren una movilización y una acción colectiva sin precedentes. Pero, sobre todo, este proceso debe ir acompañado de la toma en consideración de las herencias culturales de cada individuo y de los hábitos de vida resultantes. 

Para no repetir los mismos errores que durante la época colonial, debemos aprender a articular nuestras formas de funcionamiento de la mejor manera posible para que todos podamos movilizarnos y retomar el control de nuestra sociedad. Es hora de buscar un nuevo equilibrio en nuestras vidas; esto implica nuestras raíces. Tenemos una necesidad crucial de aprender unos de otros, especialmente de aquellos que han preservado y se han guiado por la profunda conexión entre su cultura y la tierra, el contexto que le da sentido. Por lo tanto, queremos dar a las minorías, a los grupos marginados y a los pueblos indígenas un lugar central y primordial en la Constelación Social. Son las estrellas que, a través de su influencia cultural e identitaria, podrán guiarnos a través de las grandes convulsiones sociales, económicas, políticas y medioambientales/climáticas que se avecinan.

Para hacer frente a la pérdida de identidad sin precedentes que afecta a todas las sociedades humanas, proponemos un enfoque concreto que pretende valorar el rico patrimonio cultural de cada individuo, crear vínculos entre los individuos a través de su diversidad y articular todas las diferencias para que funcionen juntas de forma virtuosa en la sociedad. Para ello, hemos desarrollado una herramienta digital que convierte el patrimonio cultural de cada persona en un verdadero poder de acción, y permite así que cada persona tenga un impacto concreto en su entorno. Se trata de la aplicación Demos, que pretende salvaguardar los datos culturales personales e invita a los usuarios a potenciarlos en torno a identidades, intereses e iniciativas comunes.

Para que este proyecto sea un éxito, te necesitamos. Ustedes son el corazón de nuestra iniciativa y el motor del cambio en el que creemos. A diferencia de otras iniciativas occidentales, queremos tener una influencia mínima y dejarles a ustedes el control, como diseñadores y actores de este proyecto/cambio.

Al unirse a nuestra Constelación Social, se le invitará a mejorar su patrimonio y a desarrollar iniciativas para satisfacer sus propias necesidades en la línea de sus tradiciones. Para ello, elegirá a un miembro de su comunidad para que le represente ante nosotros y le guíe en la ejecución de sus proyectos. Lo ideal es que este intermediario sea una persona que haya conocido la ciudad, los estudios y la cultura occidental en su juventud, y que ahora quiera colaborar con usted a largo plazo. Para nosotros, la única consigna es la autogestión. Eres libre de decidir el contenido, la duración y los métodos de creación de estos proyectos, siempre que te conecten con la tierra y mejoren tu patrimonio cultural.

Desde hace más de 10 años, la asociación Constelación Social desarrolla iniciativas concretas en estrecha colaboración con la población local. En particular, la asociación ha llevado a cabo un proyecto de orfanato autogestionado en el que niños de diferentes grupos étnicos reciben apoyo en su educación y desarrollo y consiguen funcionar juntos de forma notable.

Fortalecida por esta experiencia y extrayendo lecciones de las acciones realizadas, la asociación desea ahora desarrollar su acción en otros países y apoyar a otras comunidades en el camino hacia la autosuficiencia.